Lo que no se usa, ¡se atrofia!

La historia

Siempre me han gustado las Artes Marciales y desde hace casi 4 años, practico Tae Kwon Do por lo menos 2 veces por semana en un horario un poco atemorizante para varios: de 5:30 am – 7:00 am. Tenemos un grupo de compañeros muy interesante pues entre todos nos la pasamos súper bien en cada clase, quizás por la misma dinámica de grupo es que nos mantenemos practicando.

El punto es que teníamos aproximadamente mes y medio de estar preparándonos todos para hacer nuestro siguiente examen de cinta. Faltando 2 semanas para el gran día, nuestra maestra nos puso a realizar prácticas de combate. Comenzó el primer asalto con Felipe y todo salió bien, ningún golpeado y solo terminamos bastante cansados. El segundo asalto fue con David. David es bastante mas alto que yo y bastante mas fornido, y sus patadas son bastante fuertes. Estábamos a medias de nuestro asalto cuando con su pierna derecha intentó patearme y yo quise defender su patada con mi mano izquierda, hasta ahí todo bien; el problema es que en lugar de tener la mano cerrada, la tuve abierta! La patada se detuvo en mi mano, pero en el bloqueo golpeó directamente mi dedo central, lujándolo y sacando el hueso de su lugar, inmediatamente me tire al suelo con la mano dormida y al ver mi maestra que tenía el dedo lujado, lo jaló y lo hizo regresar a su lugar. Mas tarde me enteré de boca del ortopeda que tenía una micro fractura y que pasaría 3 semanas con una férula.

LUJACION TARSO CRURAL En el examen fueron condescendientes conmigo y logre examinarme sin problemas, absteniéndome de hacer los ejercicios que me fueran imposibles debido a mi condición de “lisiado”.

Liberación aparente

 ms-1 El punto de este post no es contarles mi desgraciada defensa mal hecha (si, no fue culpa de David, el pasmado fui yo :) ). Este lunes recién pasado, luego de mis 3 tortuosas semanas de no poder usar bien mi mano izquierda, fui donde el ortopeda a que me quitaran la férula. Cual fue mi sorpresa que al quitarla, prácticamente no podía mover el dedo. Ya no tenia obstáculos, pero con solo 3 semanas de inmovilización, las articulaciones y tendones del dedo estaban semi-atrofiados.

Era casi como que siguiera inmovilizado, me dolía mucho moverlo y los ejercicios que me dejaron serían dolorosos, pues consisten en forzar las articulaciones hasta el punto de dolor “y un poquito más” 50 veces con cada articulación, 3 veces al día.

De todo se aprende!

Siendo la vida tan corta, creo que de todo hay que aprender! Y ya aprendí lo obvio: NUNCA defender una patada con la mano abierta (mucho menos si es con David!). Pero de pronto me puse a pensar en que soy un gran iluso, ya no con el dedo, sino con otros aspectos de mi vida.

Si hay algo maravilloso de las artes marciales es que reflejan de manera física e inequívoca nuestros miedos y paradigmas mentales. Pero como todo en la vida, hay analogías que hacemos con lo físico que nos enseñan siempre un poquito mas.

En solo 3 semanas, una articulación tan usada como el dedo de una mano, queda casi atrofiada, la cual necesita de un dolor interesante para recuperar su movimiento normal. Me puse a pensar en que así como mi dedo, dejamos cualidades sin usar no por 3 semanas, por meses, a veces incluso años. Cuando tenemos un mal entendido con alguien, cuando acumulamos un resentimiento que atrofia una buena relación. ¿Cuanto tiempo nos tardamos en “quitarnos la férula”? ¿Porque nos sorprende que haya dolor cuando queremos aclarar un mal entendido y recuperar la flexibilidad y frescura de una relación humana?

grunon2

Ahora que he vivido esta experiencia con mi dedo, espero recordarla con cariño no solo al presentarme a un combate de TKD con un compañero, sino espero tenerla mas presente en esos momentos no tan obvios en los que permitir que se atrofie una relación o cualidad me costará más que varios días de recuperación y en los que casi siempre involucramos a otra persona.

Finalmente el médico me dijo: “No le puedo dejar mas de 3 semanas la férula, porque sus articulaciones corren riesgo de rigidez”.

Les dejo la reflexión….

2 Response to "Lo que no se usa, ¡se atrofia!"

  1. Anónimo 12:29 p. m.
    Roberto,

    Excelente anagolia, y si, muchas veces las fracturas en las realciones son como la que te paso, micro-fracturas, que atrofian lo que puede ser una gran amistad.
    Que sigas mejor.

    Saludos,
  2. david 8:05 p. m.
    como dice un maestro. se aprende por conciencia o por dolor. mi amigo esta vez te toco por dolor.... gracias por compartir y por incrementar mi sentimiento de culpa... jajajajajajajaja